VILLA GUILLERMINA: Se cumplió 78 años de la muerte de Rogelio Lamazon.

0
245

Un Domingo 3 de Marzo de 1940, el dirigente radical de la localidad de Villa Guillermina, en el norte santafesino, y ex jefe de la Gendarmería Volante, cae asesinado por una causa justa por los necesitados y explotados,por la ex compañía Las Forestal Argentina, radicada en aquellos años en dicha localidad, Rogelio Lamazon, tuvo una gran participación entre los obreros de los obrajes, en su enorme mayoría explotados por empresas como “La Ex Forestal Argentina”. Un día domingo en que se efectuaban comicios de renovación de diputados nacionales, mientras colaboraba con sus correligionarios fue ultimado, y sólo la película “Quebracho”, de 1974, resalta su figura, interpretando a Rogelio Lamazón, y hoy su nieto Carlos Lamazon los recuerda, siendo un también un luchador con dignidad. En ese entonces los partidos populares de nuestro país produjeron enormes cambios en la defensa de los humildes de nuestra patria, hasta la llegada de don Hipólito Yrigoyen al poder, el Estado siempre favorecía al Capital en detrimento de los intereses de los trabajadores, más allá de lamentables represiones como las ocurridas en la Patagonia y la Semana Trágica, el Partido Radical en el poder iniciará una serie de reformas que beneficiaron a la clase obrera de nuestro país, en esta línea se encuentra la olvidada figura de Rogelio Lamazón, un dirigente del norte de nuestra provincia encuadrado en el radicalismo Yrigoyenista, con enorme predicamento entre los proletarios de “La Forestal”. Debemos recordar las huelgas y levantamientos que se produjeron a principios de la década del XX, que terminaron con una enorme cantidad de victimas y despidos masivos., para comprender los hechos posteriores y la lucha de este dirigente social.

La simpatía de los obreros con nuestro biografiado no era casual ni producto de la demagogia. Lamazón, que se desempeñaba como jefe de la Gendarmería Volante, fue un defensor de la justicia social que pagó con su vida la defensa de los derechos proletarios contra la prepotencia patronal. Tanto es así, que fue asesinado por los sicarios de quienes devastaron el norte de nuestra querida Santa Fe durante las elecciones de 1940.

Tuvo su centro de acción política en Villa Guillermina y su zona de influencia, como las ciudades de Villa Ocampo y Las Toscas, localidades que aún sufren las consecuencias del saqueo de la clase dominante “criolla” y el capital imperialista. Rogelio Lamazón, lamentablemente, es un “desaparecido” de la memoria histórica de los santafesinos.//Gastón Gori, en su clásica obra sobre “La Forestal” ni siquiera lo nombra, y los radicales, salvo alguna excepción, no recuerdan a uno de los defensores de los trabajadores más comprometidos que tuvimos en nuestro territorio. ¡Cuanta razón tiene el “Martín Fierro” al afirmar que “olvidarse de algo es también tener memoria…”!
Sólo la película “Quebracho”, de 1974, resalta su figura, interpretando a Rogelio Lamazón el inolvidable Lautaro Murúa. Santa Fe, provincia invertebrada y dividida, tiene el deber moral de recordar a un militante que pertenece al linaje de los defensores de los oprimidos de nuestro devastado norte provincial.

 

 

Dejanos tu comentario