Regionales : Desalojan a una familia con siete hijos y cuatros nietos, de una vivienda del ingenio Las Toscas

0
67

En la mañana del viernes 31 de mayo, la familia Paredes compuesta por el matrimonio, siete hijos y cuatro nietos, que habita hace más de treinta años una vivienda del ingenio azucarero Las Toscas, se encontró con seis policías, la jueza de pequeñas causas, dos abogados, el tenedor precario de la planta fabril azucarera y un camión, donde estos comenzaron a cargar todas las pertenencias de la familia, sosteniendo la magistrada que están en cumplimiento de un oficio judicial y tienen que llevar adelante el desalojo de la vivienda. (Fuente y foto: Las Toscas Multimedios).

Los vecinos observaron movimientos y se juntaron más de treinta familias en la puerta de la casa, llamaron a los medios y a algunos dirigentes políticos, solicitando ayuda; cuando llegamos al lugar, estaba lloviznando fuerte, por lo tanto todas las pertenencias de ésta humilde familia se estaba mojando, preguntamos quién ordenó el desalojo y la jueza, doctora Suligoy, nos informó que la orden judicial fue firmada por el juez de primera nominación comercial N°3  doctor Jorge Silvio Cicoli, secretaría N°6 a cargo del doctor Santiago Cappagli, ubicado en avenida Callao 6345, piso sexto de Capital federal.

Estaban en el lugar Raúl «yula» Del Fabro y su hijo quién lo apodan *El Chino*, ambos se autodefinen como propietarios del ingenio, cuando por ahora poseen la tenencia provisoria del mismo, acompañados por sus asesores letrados, los doctores Cristian Echazarreta y Walter Ramírez, cuando el dueño de la morada Luís Paredes  se acerca a Del Fabro a solicitarle entre lágrimas que por favor tenga compasión de su familia, éstos se rieron en la cara de la humilde persona que hasta hace cuatro años era obrero del ingenio y se jubiló, mientras la gente allí presente les decían de todo a Del Fabro y sus abogados.

Por ahora la familia quedó en el lugar porque los demás habitantes del barrio ingenio no permiten que se efectúe el desalojo, ya que la jueza había solicitado el camión municipal para trasladar unas cosas y lo estaba ocupando para el desalojo, cuando el intendente Chamorro se enteró de la situación, ordenó al conductor que haga bajar todas las cosas del camión y que se retire del lugar  a realizar las actividades que tiene previsto cada vehículo municipal, que sin lugar a dudas es, trabajar para mejorar la calidad de vida de la gente y no para tirar a una familia a la calle, como quisieron utilizar los encargados del desalojo. FUENTE: florenciahoy

Dejanos tu comentario