La Gobernadora oficializó el plan de ajuste para 300 mil empleados estatales

0
3

Vidal reglamentó la norma que había decretado días atrás. El plazo para adherir al programa será de seis meses, el cual podrá prorrogarse.

Mediante el decreto 465/2018, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, reglamentó el decreto que habilita el retiro voluntario para empleados de la administración pública, excepto a personal del Servicio Penitenciario Bonaerense y policías.

“Todos los agentes que revisten en las Plantas Permanentes con Estabilidad del Poder Ejecutivo Provincial, Organismos de la Administración Centralizada, Desconcentrada y Descentralizada, con las excepciones indicadas en el artículo siguiente, podrán optar por el régimen de retiro voluntario, adhiriendo a los Programas que se implementen con sujeción a las disposiciones establecidas en el presente”, señala el primer artículo.

“Podrán optar por el retiro voluntario todos aquellos agentes que revisten en las Plantas Permanentes con Estabilidad, que a la fecha de entrada en vigencia del presente registren una antigüedad de dos años o más e inferior a los 24 años en la Administración Pública y le faltaren más de cinco”, aclara el escrito.

En el mismo también se estipula que quien opte por el retiro tendrá “cinco años para acceder a un beneficio jubilatorio. La Administración podrá denegar la solicitud cuando, a su juicio, el retiro del agente afectare el regular funcionamiento del área o el sector en que se desempeñe. El plazo para adherir al Programa de Retiro será de seis meses contados a partir la entrada en vigencia del presente decreto, pudiendo ser prorrogado por igual período por la Autoridad de Aplicación vía reglamentaria”.

Dejanos tu comentario