Grave acusación en una casa de altos estudios Denuncian que en la Universidad de Chaco dictan carreras que no están reconocidas

0
55

Docentes, alumnos y el Ministerio de Educación le apuntan al rector por manejos poco claros y persecución gremial. El caso está judicializado. Esperan el resultado de una auditoría.

La Universidad Nacional del Chaco Austral (Uncaus) dicta tres carreras que no están reconocidas por el Ministerio de Educación Nacional. Son las de Ingeniería Agronómica, Veterinaria e Ingeniería Zootecnista, de acuerdo a documentos a los que accedió Clarín. El Ministerio de Educación nacional, a través de la Secretaría de Políticas Universitaria, solicitó al rector que no inicien las clases en esas carreras porque los títulos carecerán de validez nacional. Sin embargo las clases se siguen dando. Son más de 300 los alumnos afectados, quienes no podrán contar con su título habilitante, de acuerdo a fuentes oficiales. Esta irregularidad forma parte de una denuncia mayor presentada a la Justicia por sectores opositores a la actual conducción de la universidad, y en el que se le imputan todo tipo de desórdenes administrativos, persecución sindical y “nepotismo”. Consultado por Clarín, el rector Omar Judis negó todas las acusaciones y afirmó que se trata de “operaciones, porque este año hay elecciones de consejeros”.

La Universidad del Chaco Austral es una de las 17 creadas durante el kirchnerismo. Su rector siempre estuvo vinculado a Jorge Capitanich, incluso lo acompañó en su paso por la Jefatura de Gabinete nacional. Por las múltiples denuncias que viene recibiendo esa casa de estudios, el Ministerio de Educación hace 18 meses dejó de transferirle los recursos para los programas educativos y pidió una auditoría a la SiGEN.

“Les estamos enviamos dinero para sueldos y gastos que no se pueden dejar de transferir por una ley del Congreso. Son el 70% de los recursos de esa universidad”, dijo a Clarín Danya Tavela, secretaria de Políticas Universitaria del Ministerio de Educación. Las autoridades ahora esperan el informe de SiGEN para determinar los pasos a seguir.

Con el nuevo gobierno, las ex “universidades K” siguieron beneficiadas en el reparto de dinero

En la denuncia judicial, presentada por la ex diputada Marilyn Canata, se acusa al rector Omar Judis de incluir a su hijo como secretario académico (sin pasar por el Consejo Superior), a otro hijo como auditor interno (violación a la Ley de Etica Pública), de ubicar a una hija al frente del hospital Universitario (Unidad Médica Educativa), de no hacer reuniones del Consejo Superior como fija el estatuto, de irregularidades en la designación de docentes (hay un dictamen de SiGEN en este sentido); de convocar a elecciones un día antes de ser realizadas y no pagar adicional por títulos de posgrado. Además del dictado de carreras no reconocidas.

Lapidario informe de la Auditoria contra la Universidad de Jujuy en la era K

Fabiana Maguna es la titular del sindicato docente Sidiuncaus, que forma parte de la Conadu a nivel nacional. Denunció ante la Justicia la persecución que sufren por parte de las autoridades. “No nos reconocen y nos persiguen. Nos tiraron clavos miguelitos en nuestras casas para que reventaran los neumáticos de nuestros autos. Además, despliegan vehículos de la Universidad sobre nuestros domicilios”, afirmó a Clarín.

“Es una barbaridad lo que pasa en la Uncaus. Allí no hay democracia, no hay participación, no hay discusión libre de ideas. Es el modelo de universidad que se tiene que terminar”, dijo a Clarín Carlos De Feo, dirigente kirchnerista y actual titular de Conadu. “No importa cuál sea el origen político del rector, no puede ser que apreten a los docentes, que nos persigan, que no permita que actúe el sindicato. Además, hacen contratos a término, por un año, para ver si los docentes se alinean. De este modo, no respetan el convenio colectivo de trabajo”, agregó.

Pese a los pedidos de informes realizados por el Ministerio de Educación, las autoridades de la Uncaus no responden y se mantienen aislados del resto del sistema universitario nacional, según fuentes universitarias. Si bien forman parte del bloque peronista en el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) -que reúne a los rectores de todas las universidades-no participan de la política universitaria. El rector Judis hace dos años que no concurre a las reuniones.

Hicieron en 2015 el doble de recursos extra que las más grandes

“La Uncaus no participa. No ha tenido presencia activa dentro del bloque. Son muy reservados y nunca presentaron sus casos. Vamos a ver a fines de mes, en el plenario de rectores si presentan algo”, dijo a Clarín Roberto Tecchi, rector de la Universidad de Jujuy y actual presidente del CIN por el bloque peronista.

Para Marilyn Canata, ex diputada por el radicalismo y actual responsable de ANSeS en Resistencia, la Uncaus funcionó todos estos años como “una caja K. “La universidad fue creada con un fin honorable, pero fue desvirtuado: se transformó en una de las tantas universidades que funcionó como caja K. En Chaco, los fondos de todos los programas bajaban por la universidad, desde Fútbol para Todos hasta Municipios Saludables, Más cerca, Argentina Sonríe, Médicos Comunitarios o Salud Mental. Todo esto lo tiene el juez federal Aldo Alurralde, y no se por qué no avanza con las causas”, dice la funcionaria.

“Todo está habilitado venga y vea. Son operaciones, este año tendremos elecciones de consejeros. Los que me apoyan van a superar holgadamente el 80% si mi encuesta no me falla. Estamos en una ciudad pequeña y nos conocemos todos”, le escribió Omar Judis a Clarín por WhatsApp.

El rector se defendió enfáticamente de las acusaciones y afirmó que están impulsadas por “una mafia” que ven afectados “algunos chanchullos”. Envió unas cuantas fotos de las diversas instalaciones de la universidad, así como una lista con las carreras que están reconocidas por el Ministerio de Educación, entre las que no figuran Ingeniería Agronómica, Veterinaria e Ingeniería Zootecnista. Con respecto al hospital universitario, mostró el documento con la habilitación provincial y dijo que no se necesita una habilitación del Ministerio de Salud nacional.

El “clan Judis”, en seis áreas claves

De acuerdo a la denuncia judicial que está en manos del juez federal Aldo Alurralde, el rector Omar Judis ubicó a seis integrantes de su familia en áreas estratégicas de la universidad. Enzo Judis, uno de sus hijos, fue nombrado como secretario académico, mientras que el otro hijo Daniel Judis ocupa el cargo de auditor interno de la universidad: es el encargado de controlar posibles manejos irregulares.

La hija médica Natalia Judis es directora del hospital universitario (Unidad Médica Educativa), mientras que la hermana del rector, María Alicia Judis está a cargo de la secretaría de Ciencia y Tecnología de la Uncaus.

Hasta acá los familiares directos. Pero hay más familiares. Tania Polischuk, la esposa de Enzo Judis dirige el Área de Posgrado de la Uncaus, mientras que Virginia Radovancich, hija de María Alicia Judis, está a cargo del Laboratorio de Análisis Bioquímicos de la UME.

La de Chaco, una de las 17 universidades que creó el kirchnerismo

La Universidad del Chaco Austral (Uncaus) fue creada en el año 2007 y es una de las 17 casas de altos estudios que nacieron este siglo, al calor del kirchnerismo. El proyecto de Ley que la creó fue impulsado por el entonces senador Jorge Capitanich y finalmente fue emplazada en la ciudad de Sáenz Peña, ubicada a 170 kilómetros de Resistencia.

El rector Omar Judis fue elegido por la Asamblea Universitaria en 2010 pero dejó el cargo en 2013 cuando fue nombrado como Secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable por el mismo Capitanich, ya en su cargo de Jefe de Gabinete de Ministros.

A fines de febrero de 2015, cuando Capitanich dejó la jefatura de Gabinete, Judis volvió a su cargo como rector de la Uncaus. Es a partir de entonces que empiezan las irregularidades, de acuerdo a las denuncias presentadas por sectores opositores en la Justicia.

Hoy el sistema universitario nacional está formado por 53 casas de estudios. Veintinueve son las universidades tradicionales, previas a los años 90, que concentran el 89% de los estudiantes. Siete fueron creadas durante el menemismo y, finalmente, otras 17 nacieron durante “la era K”.

El Conurbano fue la región más favorecida por la creación de universidades este siglo. Allí se instalaron seis: Avellaneda, Florencio Varela, José C Paz, Moreno y Merlo. Surgieron con el apoyo y la concordancia política de intendentes o referentes partidarios.

En 2015, el último año del kirchnerismo en el poder, las llamadas “universidades K” obtuvieron el doble de presupuesto que las grandes. Un estudio presentado en la Auditoría General de la Nación en 2016 mostró que, medido en término porcentuales, las casas de estudio creadas en las últimas décadas recibieron en 2015 casi el doble de recursos extraordinarios (por convenios y programas especiales) que las tradicionales.

Pero con el nuevo gobierno, esas universidades siguieron beneficiadas en el reparto de dinero, de acuerdo a un informe del Centro de Estudios para el Cambio Estructural (CECE) que recopiló todas las partidas que hicieron los ministerios al sistema universitario durante el primer semestre de 2016.

Las sospechas por el manejo de fondos cayeron sobre el conjunto del sistema universitario nacional en los últimos años. Fue por el dinero que recibieron desde las diversas dependencias del Estado durante la era K.

Los ex rectores de las universidades de Tucumán y de Formosa están procesados. Y este último fue embargado por 100 millones de pesos.

En diversas causas, la Justicia sospecha que el Ministerio de Planificación, que conducía Julio De Vido, las usó para contrataciones que eludían los controles legales y contables establecidos por el Estado. Frente a la dificultad de investigar todo lo ocurrido, el fiscal Marijuán denunció el año pasado a 52 universidades.

FUENTE: CLARIN

Dejanos tu comentario